20-20-0 DE 10 LIBRAS

https://elrejo.com/web/image/product.template/6531/image_1920?unique=e29ecc9
(0 reseña)

53.00 Q 53.0 GTQ 53.00 Q

53.00 Q

No está disponible para venta

Esta combinación no existe.

Sin existencias
Correo electrónico no válido
Le enviaremos una notificación cuando el producto vuelva a estar disponible.
Agregado a su lista de deseos

Términos y condiciones
Garantía de devolución de 30 días
Envío: 2-3 días laborales

Descripción:


Es un producto que aporta nitrógeno y fósforo al cultivo. Posee una concentración de nutrientes
ideal para la etapa reproductiva del cultivo.


Beneficios:


El nitrógeno es fundamental en las fases de activo crecimiento vegetativo, permitiendo al cultivo
desarrollarse de buena manera. El fósforo es importante en la etapa de establecimiento del cultivo y en
todos los procesos que requieran de energía.
Favorece el desarrollo radicular y promoviendo el crecimiento vegetativo inicial.

Nutrientes:


20% Nitrógeno (N)
20% Fósforo (P2O5)

Nitrógeno

El nitrógeno es, junto a los dos minerales anteriores, un mineral imprescindible para la síntesis de la clorofila, así como también para transformar el carbono, el oxígeno y el hidrógeno en azúcares simples que serán usados en el crecimiento de la planta. La deficiencia de nitrógeno se puede reconocer cuando las hojas inferiores se encuentran con manchas amarillas o amarronadas y cuándo la planta en general presenta un color verde pálido.

Fósforo

El fósforo es fundamental para que las plantas crezcan sanas y fuertes. La luz que capturan las plantas abonadas con fósforo se transforma en componentes esenciales para la planta, promoviendo el desarrollo de raíces y una buena calidad en los frutos.

La deficiencia de fósforo puede ocasionar una coloración rojiza o púrpura en la planta, así como también, el par de hojas inferiores pueden tornarse de un color amarillento o verde oscuro.

Potasio

El potasio participa en el proceso de la fotosíntesis, mejorando la acción de las enzimas. Además, descompone los hidratos de carbono y promueve el crecimiento de la planta. Por otra parte, hace que las plantas se vuelvan más resistentes al ataque de enfermedades y a la falta de agua. La deficiencia de potasio puede ocasionar hojas quemadas o marchitas, y sus bordes necrosados.